Home slider

Los marketeros lo ven claro: los medios deben solucionar los anuncios en noticias falsas

Los marketeros lo ven claro: los medios deben solucionar los anuncios en noticias falsas

Los anunciantes creen que el problema es de los medios y que ellos tienen que acabar con el despilfarro publicitario

Las noticias falsas se han convertido en un serio problema también para las marcas y para las empresas. Por un lado, las compañías, sus productos y sus marcas no permanecen ajenas al escenario que las noticias falsas crean y sus efectos. Ellas también se ven perjudicadas por el clima de tensión que muchas veces estas generan e igualmente sufren los efectos que la información falsa crea. Si los ciudadanos creen que cada vez menos la información que reciben por culpa de esta cuestión, lo harán también como consumidores con la que comparten las propias marcas. Por otro lado, las empresas pueden ser las protagonistas de esta información falsa, viéndose arrastradas por completo como parte al problema.

Pero los problemas que las noticias falsas generan para las marcas y empresas no se limitan a esto únicamente, ya que sus efectos son mucho más tangenciales y tienen consecuencias que van más allá. En la lista de problemas a los que se enfrentan las compañías en este universo está también la cuestión de la publicidad. Sus anuncios aparecen junto a noticias falsas o erróneas, lo que se puede convertir en un problema serio en reputación corporativa. Y, además, hace que estén gastando parte de su presupuesto publicitario en posicionarse ante un público que no es el que querrían muchas veces tener y de un modo que no querrían alcanzar.

El problema se ha convertido por tanto en una cuestión compleja, pero en una en la que – además – las marcas y las empresas echan balones fuera. Al menos eso es lo que se puede concluir viendo los últimos datos del informe que la Society for New Communications Research of The Conference Board (SNCR) ha realizado partiendo de una muestra estadounidense. Si se le pregunta a los marketeros sobre en quién reposan las culpas de todos esos anuncios que se sirven con noticias falsas y que se han convertido en un problema para ellas, los encuestados apuntan directamente a los medios.

Lo cree, de hecho, el 83% de los encuestados, lo que deja un balance de 8 de cada 10. Esta es la cantidad de responsables de marketing que cree que el problema de las noticias falsas y los anuncios ligados a ellos debería ser solucionado por los medios de comunicación y los editores de noticias. Lo creen porque, al final, consideran que el problema lo han generado ellos.

No son los únicos culpables

Pero, eso sí, las redes sociales no se libran de la pena. Ellas son el siguiente claro culpable en este listado. El 73% de los marketeros cree que las plataformas de redes sociales son las que tienen que terminar con el problema.

Menos peso tienen los socios tecnológicos (56%), las plataformas de búsqueda (52%) o las agencias (49%), que son vistas como menos responsables a la hora de encontrar la solución. Tampoco las propias marcas y los anunciantes consiguen cifras tan elevadas como los medios y las redes sociales. Un más bajo 53% de los marketeros considera que son marcas y anunciantes quienes tienen que liderar el encontrar la solución al problema.

Y esto ocurre aunque en realidad los marketeros parecen bastante ignorantes en términos de dónde se sirven sus anuncios. Un 42% de los encuestados reconoce que no sabe dónde están apareciendo sus anuncios.

Vía: www.puromarketing.com

La información y comentarios vertidos en esta página y redes sociales, son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan el pensamiento de AAM, quien pone a disposición de sus socios y público en general la información recibida, además no se responsabiliza de la veracidad de ésta y otros antecedentes proporcionados.