Home slider

EL INTERNET DE LAS COSAS: DEL CONCEPTO A LA REALIDAD

EL INTERNET DE LAS COSAS: DEL CONCEPTO A LA REALIDAD

Desde que el “www” llego a las vidas de las personas como algo normal, el mundo ya no es el mismo. Cada paso que da la tecnología nos adelanta 20 años en el futuro. Los hallazgos y avances, no suceden rara vez como en el pasado, sino que ocurren en nuestro día a día.

El “internet de las cosas” dejo de ser una frase singular en las convenciones y conferencias en los que se utilizaba entre especialistas, para dejar de ser un concepto y pasarse a la realidad.

Pero, ¿Qué es realmente?

Si antes creías que era magnifico que un ordenador, un televisor, una cámara y un teléfono pudieran estar conectados simultáneamente a una red de internet, imagínate que todos los equipos de la vida diaria estuviesen conectados todo el tiempo.

Refrigeradores, relojes, parlantes e incluso automóviles.

El mundo realmente daría un vuelco si el concepto pudiera hacerse posible. Esta tecnología nos permitiría mejorar y simplificar nuestras vidas, en un ecosistema inteligente que satisfaga las necesidades más básicas, como operar una lavadora y un sistema de seguridad en casa desde un mismo lugar, sin moverse ni un centímetro.

Germán Sáenz, gerente senior de ciudadanía corporativa y asuntos públicos de Samsung Chile dice que “Es más que una tendencia o estilo de vida, se transformará en un paradigma”.

Nos podría permitir desde resolver problemas globales, hasta mejorar resultados en la agricultura. ¿Te imaginas que el internet acabe con el hambre mundial?

La posibilidad de mejorar las vidas de personas con discapacidades físicas y mentales, así como de edad avanzada y con otras limitaciones estaría justo en nuestra puerta.

Para ello sería necesaria una Big data, que es el procesamiento de las grandes cantidades de datos que generan los equipos del Internet de las Cosas. Según estimaciones de analistas, en el año 2020 podría haber 40 mil millones de dispositivos conectados a la red, generando datos.

Y aunque parezca un número pequeño, realmente podría significar un cambio.

 

La información y comentarios vertidos en esta página y redes sociales, son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan el pensamiento de AAM, quien pone a disposición de sus socios y público en general la información recibida, además no se responsabiliza de la veracidad de ésta y otros antecedentes proporcionados.