Home slider

La importancia de integrar los contenidos desde la etapa de diseño

La importancia de integrar los contenidos desde la etapa de diseño

Al considerar los contenidos desde las primeras etapas de diseño, nos aseguramos de que estén bien integrados y se comunique correctamente lo que se quiere expresar. Además, de esta forma hacemos que el contenido guíe la forma.

Muchas veces los sitios web se diseñan sin tener en consideración los contenidos finales que se presentarán. Como consecuencia, hay dificultades al poblar las plataformas porque faltan datos, sobran caracteres, los textos fijos no son adecuados o no existen los campos para exponer la información.

Esto ocurre generalmente porque los proyectos digitales dejan la generación o actualización de contenidos para el final. Al centrarse en la presentación visual, olvidan que la información final debe guiar muchas de las decisiones de diseño.

Cuando el diseño se enfoca en la estética y no en la información, pierde significado y queda como algo simplemente decorativo. Por esto, decimos que el contenido siempre debe anteceder a la forma.

DEFINICIONES GUIADAS POR EL CONTENIDO EN LA ETAPA DE DISEÑO

Las imágenes de prueba y los textos simulados pueden dar una idea del espacio y la posición que usarán. Sin embargo, no responden a las exigencias que plantea el contenido final.

La estrategia de contenidos, las técnicas SEO, los protocolos de comunicación y el tipo de información que se tratará hacen necesarias las siguientes definiciones:

  • Crear la guía de estilopara aplicarla en nombres, etiquetado y títulos de página.
  • Seleccionar las palabras clavepara integrarlas en los mismos elementos.
  • Analizar los posibles contenidospara determinar qué elementos visuales se necesitarán.
  • Determinar la estructura de los artículosy sus requerimientos (epígrafe, bajada, autor, etc).
  • Analizar los llamados a la acción, asegurando su pertinencia y coherencia.
  • Ayudar a determinar la mejor forma de presentarla información, desde el punto de vista de la comunicación.

Este enfoque que pone a los contenidos antes que la forma, no solo debe considerar los textos. Las imágenes, videos, botones, etiquetas de menú y campos de formularios, también son parte de la comunicación.

Al hacer estas definiciones en las etapas tempranas de diseño e integrarlas en el trabajo, mantendrás la cohesión, apoyarás las estrategias y evitarás problemas al momento de poblar la plataforma.

COLABORACIÓN ENTRE DISEÑADORES Y GESTORES DE CONTENIDO

Para lograr esta integración, los diseñadores y gestores de contenido deben trabajar en conjunto. Como mínimo, deberían empezar a trabajar ya teniendo las estrategias de comunicación, SEO y marketing definidas, con borradores de los contenidos finales.

Si el contenido es producido por un cliente externo, esto puede ser complejo. Sin embargo, es importante que se haga el requerimiento y se explique la importancia de contar con esta información al comienzo.

Para que estos requerimientos se escuchen, los gestores de contenido deben participar desde las primeras reuniones de diseño. Es más, su visión es clave desde la arquitectura de información.

En estas reuniones, los gestores deben presentar las definiciones y cómo estas influyen en el diseño.

BENEFICIOS DE DISEÑAR INTEGRANDO LOS CONTENIDOS

El diseño guiado por los contenidos no solo creará menos complicaciones, también será más significativo.

Al basar las decisiones de diseño en la información final, los diseñadores pueden crear plataformas mucho más funcionales, donde cada elemento se alinea con las distintas estrategias generales.

De esta forma, no será necesario hacer correcciones posteriores para hacer calzar los contenidos en una interfaz. Tampoco se necesitará solicitar la edición de textos fijos para mejorar la coherencia de los llamados o el uso de palabras clave.

La integración de los contenidos desde el diseño permite orientar correctamente las acciones, maximizando los esfuerzos y reduciendo las correcciones.

Vía Ida.cl

La información y comentarios vertidos en esta página y redes sociales, son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan el pensamiento de AAM, quien pone a disposición de sus socios y público en general la información recibida, además no se responsabiliza de la veracidad de ésta y otros antecedentes proporcionados.